UNA SITUACIÓN PREOCUPANTE II

Categoría de nivel principal o raíz: Proyectos y Actividades Extraescolares Creado: Jueves, 08 Diciembre 2016 Última actualización: Jueves, 08 Diciembre 2016 Publicado: Jueves, 08 Diciembre 2016 Escrito por Administrator

(Publicado en esta Web el 25-10-13)

En los alrededores de los dos institutos de enseñanza secundaria y un colegio público de Torrijos llevamos sufriendo los últimos años la aparición de grupos de sujetos con nombres y apellidos y reconocidos por todos, que saltan las verjas del centro, venden y consumen droga, molestan, lanzan piedras por las ventanas, insultan y amedrentan a vecinos, alumnos y profesores, roban, amenazan, pegan palizas y demás acciones que nos tienen a todos en vilo. O al menos a casi todos.

 

En la mayoría de las ocasiones que se avisa a Policía Local de Torrijos y Guardia Civil, por lo que definen como falta de recursos y personal, nadie se puede personar en los alrededores de los centros, por lo que en ocasiones nos vemos obligados a sufrir nosotros mismos, y por intentar mantener la seguridad de nuestros alumnos, amenazas, insultos, humillaciones…

 

Nosotros no podemos hacernos cargo de estas situaciones y cada vez es más preocupante la fuerza que está ganando este grupo de gamberros a los que todos parecen tolerar estas acciones.

 

Durante las reuniones de la Comisión de Absentismo Local realizada en junio de 2013 y otra del Consejo Escolar Local en septiembre del mismo año, pusimos en conocimiento del Ayuntamiento estos hechos y los denunciamos pidiendo que se tomaran medidas sobre el tema. El tiempo sigue corriendo y nadie hace nada al respecto. Se suele aludir a que no se puede hacer nada con estos chicos, porque el sistema no lo permite. Eso no es cierto.

 

No es el primer sitio en el que sucede y medidas se han tomado y muchas como adjunto a este texto. De modo que cosas para solucionar el problema se pueden hacer, pero todos tenemos que poner de nuestra parte y principalmente las instituciones.

 

D. Emilio Calatayud, juez de menores de Granada se caracteriza por sanciones ejemplares para este tipo de niños (Trabajar con los bomberos por haber quemado papeleras, trabajar en un centro de rehabilitación por haber acosado a una anciana…). Pero aquí no hago más que escuchar que no se puede hacer nada con ellos. Lo que por las medidas que toma dicho juez es una mentira absoluta.

 

El Ayuntamiento de Torrijos ha promocionado durante tiempo en periódicos, su página web y en la web de la Policía Local, la aparición de la figura del Policía Tutor. Figura que no ha funcionado en ningún momento y que no se puede llevar a cabo por lo que vuelven a definir como falta de recursos. Quizá sería recomendable no promocionar lo que no se puede ofrecer, porque es una falta de responsabilidad muy grave hacia los ciudadanos.

 

Si no se puede garantizar la seguridad de los menores de nuestra localidad y las cercanas, sería mejor que todas las instituciones implicadas nos lo hagan saber por escrito, sellado y firmado, para saber a lo que nos enfrentamos.

 

Quizá un día suceda algo más grave y entonces no podremos girar la mirada para otro sitio y todos seremos culpables. Aunque tengo claro a quién vendrán a pedir explicaciones. Entonces se oirá que no hicimos nada o que nadie alzó la voz. Pues nada más lejos de la realidad.

 

Hay medios y formas de afrontar los problemas desde el Estado de Derecho. Todo consiste en preocuparse en hacerlo y que cada uno cumpla con su deber.

 

 

 

Santiago Merino Medina (Jefe de Estudios del IES Juan de Padilla de Torrijos)

 


 


Alicante / elche

Ordenan cárcel para unos padres por absentismo escolar de sus dos hijos

La pareja ingresará en prisión por el impago de multas de 810 y 540 euros impuestas por un delito de abandono de familia.

ABC ALICANTE ABC _Alicante

Día 17/04/2012 - 17.36h

La titular del juzgado de lo Penal número 2 de Elche ha ordenado el ingreso en prisión de una pareja por el impago de las multas de 810 y 540 euros impuestas en la condena emitida en mayo de 2010 por un delito de abandono de familia, en la modalidad de absentismo escolar de sus dos hijos, registrado entre los años 2006 y 2008.

La resolución judicial de mayo de 2010 establecía para el padre, como autor responsable de un delito de abandono de familia en la modalidad de incumplimiento del deber de educación de los hijos, con la agravante de reincidencia, una pena de nueve meses multa a razón de tres euros diarios -que suman 810 euros-, con la responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no abonadas en caso de impago.

Para la madre, por el mismo delito imponía una pena de nueve meses multa a razón de dos euros diarios con la responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no abonadas en caso de impago, multa que suma 540 euros. En mayo de 2008, la Fiscalía de Menores denunció a la pareja, que ya había sido condenada anteriormente por los hechos similares anteriores, relativos a los cursos escolares entre 2003 y 2006.

Ahora, en un auto emitido el pasado 3 de abril de 2012, la magistrada ha acordado la depuración de la responsabilidad personal subsidiaria de los penados por impago de multa, debiendo cumplir la de un día de privación de libertad por cada dos cuotas de la multa no satisfechas, lo que hace un total de 135 días de prisión para cada uno de los penados. Además, estima que este caso debe ser comunicado a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Elche, para que revisen la situación del hijo que aún es menor de edad, para que adopten las medidas que procedan si aprecian desamparo en el afectado. Asimismo, cita a los penados para que procedan a su ingreso voluntario en prisión en el plazo de 10 días, o en caso contrario, advierte de que se emitirán las oportunas órdenes de busca, detención e ingreso en prisión. Ante esta resolución, cabe recurso de reforma en el plazo de tres días.

EXCUSAS SIN RELEVANCIA

Los progenitores alegaron en su día que su hijo menor no acudía a clase por razones de enfermedad, pero la magistrada en mayo de 2010 consideró probado que la documental médica aportada no justificaba un número de ausencias tan elevado como el detectado. En cuanto a su hija, que en la actualidad ya es mayor de edad, los acusados en el juicio alegaron que la acompañaban al colegio y que luego ellos desconocían que no subía a clase y que se iba, y que también no asistía por problemas con unas compañeras que la pegaban, situaciones que no quedaron acreditadas.

En esta línea, la juez apuntaba a la existencia de un informe elaborado por los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Elche, en agosto de 2005, que descarta la existencia de acoso escolar hacia la menor, y señala «cierta actitud manipuladora de la niña» en este tema, «más o menos viniendo a decir que es más bien una excusa de la niña para no ir a clase», según recogía la sentencia. Asimismo, la magistrada remarcaba que «la excusa de que desconocía que no subía a clase, se presenta en contradicción con el reconocimiento de que eran informados puntualmente cada mes por carta del absentismo, de modo que bien pudieron tomar las medidas a las que como padres estaban obligados para que su hija fuese en efecto a clase».

Por ello, la sentencia consideraba que «ninguna de las excusas dadas por los progenitores puede tener relevancia», y les condena como autores de un delito de abandono de familia en la modalidad de absentismo escolar. En este punto, estimaba que habían faltado a la obligación legal de educar a sus hijos, y de modo consciente y voluntario habían incumplido los deberes inherentes a la patria potestad, en lo que respecta a proporcionar la adecuada y obligada formación y educación de sus hijos en edad escolar.

 


 

 

Multas de hasta mil euros contra el absentismo escolar

Escrito por Noticias de Almería Publicado el 16 Diciembre 2012. En Sociedad

El Ayuntamiento de Berja ha aprobado de modo definitivo unas ordenanzas contra el absentismo escolar, en las que se recoge que habrá multas de hasta mil euros para los padres que sean responsables de la inasistencia de sus hijos al colegio.

Según las ordenanzas firmadas por el alcalde, Antonio Torres, el pasado 26 de noviembre, y consultadas por Noticias de Almería, el dinero que se recaude por multas y sanciones "a la realización por los técnicos integrantes de la Comisión Municipal de Absentismo Escolar de campañas de sensibilización, celebración de jornadas formativas o profesionales, dotación de equipamiento, organización de cursos educativos o de adquisición de habilidades para padres y madres, actividades de apoyo y refuerzo educativo, con el objetivo de reducir y controlar el absentismo escolar".

Las ordenanzas prevén para las infracciones leves, sanciones de 50 a 300 euros, para las graves de 301 a 600 euros, y para las muy graves, de 601 a 1.000 euros. "Para la graduación de estas sanciones se tendrá en cuenta el grado de intencionalidad o negligencia, la gravedad de los perjuicios causados y el porcentaje de tiempo reglamentariamente previsto en el mes en las faltas de asistencia al Centro educativo" recoge la normativa.

Aunque la ordenanza básicamente refiere supuestos claros de absentismo, que van desde el no inscribir al menor en edad escolar en el sistema educativo o negarse a llevarlo al colegio y situaciones similares, también detalla que se considerará dentro de esta categoría el hecho de que los docentes perciban alguna situación de riesgo como síntoma o evidencia de malos tratos, carencias afectivas y/o sociales, falta de atención médica, dificultades de integración, deficiente higiene personal, o alimentación inadecuada entre otras.

Además se detalla que "la Policía local efectuará la vigilancia del cumplimiento de la escolaridad obligatoria, y trasladará al menor, en el caso en que haya facilitado el nombre del centro, a la Dirección o Jefatura de Estudios para que se haga cargo del mismo, conforme al Convenio de Cooperación con la Consejería de Educación para el desarrollo de programas de prevención , seguimiento y control del absentismo escolar. A tal efecto, trasladará al Colegio, a todos aquellos niños con edad escolar obligatoria, que se encuentren en vía pública en horas lectivas, salvo causas justificadas por los padres, madres, tutores o guardadores, y apreciadas por la autoridad local."

 


 

 

ORDENANZA MUNICIPAL SOBRE FAMILIA Y MENORES

Cullera establece sanciones de hasta 450 euros para combatir el absentismo escolar

  • Si se dieran situaciones extremas, la Alcaldía presentaría una denuncia ante el juzgado

VALENCIA.- El Ayuntamiento de Cullera ha aprobado una ordenanza municipal sobre familia, menores y absentismo escolar, que incluye sanciones de entre 150 y 450 euros para los infractores, e incluso la presentación de una denuncia ante el juzgado competente cuando las conductas supongan un ilícito penal.

La ordenanza tiene como finalidad la creación de las medidas y actuaciones para regular y disminuir las situaciones que puedan perjudicar al desarrollo de los menores, así como garantizar una adecuada calidad de vida a la población del municipio.

Por lo que respecta al absentismo escolar, esta ordenanza complementa las medidas del programa de prevención que se ha desarrollado en los últimos cursos, "que aún siendo efectivas han resultado ser insuficientes en algunos casos".

La norma regula las obligaciones de los menores, como asistir a clase con puntualidad; mostrar el máximo respeto al profesorado; respetar el derecho al estudio de sus compañeros; obedecer a los padres mientras permanezcan bajo su potestad, o contribuir equitativamente según sus posibilidades a las cargas de la familia mientras convivan con ella.

También se establecen los derechos, como al descanso, para poder asistir a clase con regularidad y alcanzar su pleno desarrollo; a tener satisfechas las necesidades básicas de higiene, vivienda, nutrición, educación y tratamiento médico; y a la protección frente a abusos, abandonos y explotación.

La ordenanza recoge también las líneas de actuación de los implicados, y así por ejemplo se establece que la Policía Local procurará la asistencia a los centros escolares de los menores de 16 años.

Además, la Policía, ante la presencia de menores en vías, espacios públicos o establecimientos en horas de descanso nocturnas o situaciones que produzcan carencia de las necesidades básicas de los menores, dará traslado a las autoridades competentes.

El apartado referido al absentismo escolar señala que éste se produce cuando se han producido diez faltas de asistencia no justificadas en un mes, o cuatro faltas de asistencia consecutivas no justificadas en una semana.

Respecto a las infracciones, se considerarán leves el no gestionar inicialmente plaza escolar para un menor en periodo de escolarización obligatoria, no procurar su asistencia al centro escolar en periodo de escolarización obligatoria disponiendo de plaza y sin causa que lo justifique, o no atender a las necesidades sanitarias, alimentarias, higiénicas o de descanso.

Serán infracciones graves no acudir a más de un requerimiento de alguno de los profesionales o de técnicos que se les dirijan con relación a sus hijos; encubrir la no asistencia a un centro escolar de un menor en periodo de escolarización obligatoria, o impedir la posibilidad de preparación para participar activamente en la vida social y cultural.

Constituirán infracciones muy graves las anteriores si de ellas se desprende daño a los menores de imposible o difícil reparación, así como un comportamiento disocial y consumo de drogas, o impedir el desarrollo de las actuaciones de los profesionales para mejorar cualquier situación de riesgo que repercuta en el menor.

Las infracciones leves se sancionarán con multa de hasta 150 euros; las graves con multa de hasta 300 euros, y las muy graves con multa de hasta 450 euros, y cuando la conducta de los infractores pueda suponer un ilícito penal, el Ayuntamiento presentará denuncia ante el juzgado.

 

La competencia para imponer esas sanciones corresponde a la Alcaldía, a propuesta del Comité de seguimiento y evaluación.

Visto: 1707

Patrocinadores